Una semana de aúpa

Pues sí, mi semana ha sido de aúpa. Teníamos dos proyectos muy importantes en marcha y muchas cosas por materializar, así que han sido días de mucho correr, contracturas y casi no levantarnos del sitio. Aún así siempre hay quien consigue sacarme una sonrisa y esos momentos son los que me gusta recordar.

Desde un ventanal de la oficina donde esta semana he pasado la mayor parte del tiempo.

Desde un ventanal de la oficina donde esta semana he pasado la mayor parte del tiempo.

Pero hagamos balance para verlo mejor y con detalle:

Lo peor de la semana: los nervios, no suelo mostrarlos pero terminan por afectarme, sobre todo en cuello y espalda y sí, termino contracturada hasta que todo empieza a tomar forma. Tener una semana ajetreada me gusta, no es algo que me moleste ni mucho menos porque me encanta mi trabajo, sólo tiene un pero, el no poder pasar más tiempo con los peques, así que el que tengo trato de aprovecharlo al máximo.

Comme ci, Comme ça: tener que buscar como motivar a mi pequeña, sigo sin encontrar la clave para que vea las cosas con perspectiva y empiece a valorar, así que aunque no es nada malo por sí mismo, si es un objetivo que sigo sin cumplir, por eso lo dejo en este apartado.

Después de leer lo anterior pensaréis que vaya semana llevo, pero ha sido tan intensa que ha tenido también mucho bueno. Para empezar lancé mi blog (sí éste que estáis leyendo, así que gracias). Aquí tengo que agradecer y mucho a las personas que me han animado, ayudado y motivado para que lo hiciera, y en especial a Luis, quien con un gesto que no olvidaré nunca me empujó a lanzarme a la piscina ¡muchísimas gracias! todo lo que diga es poco. Estos días me han dejado también una sensación buenísima por vuestra acogida y las palabras de cariño que me habéis hecho llegar, así que me tenéis agradecida y entregada al máximo y espero no defraudaros.

Más cosas buenas, ver como todos los proyectos de principio de semana toman forma y se materializan correctamente, aquí no puedo decir otra cosa que trabajo con un gran equipo y me encanta ver que podemos con todo, así que tendremos que tomar algo Celia, Rosa, Alberto, José Luis y Rena por esta semana de tanto correr. No me olvido de vosotros Carmen, Noelia y Paco, gracias por aguantarme esta semana :)

Y por último y no menos importante las risas del martes con Alberto Cabello y Celia durante la comida, esos momentos me hicieron desconectar y afrontar la tarde pletórica. Él sabe que es capaz de hacer que nos riamos de nosotras mismas y eso me encanta.

De las tareas que me propuse he conseguido: dormir algo mejor (no mucho pero sí algo, tal vez porque estaba rendida), sonreír más en eso tienen mucho que ver los demás, así que gracias por ayudarme, reñir menos (no, esto no lo he conseguido, he reñido bastante), comer menos chuches (bueno, chuches no, pero hice mis primeras torrijas y he dado buena cuenta de ellas) Creo que en general me he portado bastante bien y he cumplido… tengo cierto miedo a ponerme metas para la próxima semana, así que lo dejaré aquí :)

Anuncios

4 comentarios en “Una semana de aúpa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s