Ir a Colonia y enamorarme de un puente.

Hoy para ver uno de mis rincones nos vamos a ir hasta Colonia, una de las ciudades más antiguas y cosmopolitas de Alemania, con múltiples atractivos para los turistas y uno especial para mí: el Puente Hohenzollern (Hohenzollernbrücke en alemán). Lo sé, lo sé… soy rara, pero no me digáis que no es bonito este puente ferroviario sobre el Rin.

 

Hohenzollern

 

La verdad es que cuando uno está en ciudades como Colonia que es un claro ejemplo de la historia reciente de Europa (y del mundo) siente que está viviendo algo especial. Es curioso ver cómo una ciudad que durante los bombardeos (aliados) de la Segunda Guerra Mundial quedó reducida a escombros (al menos en lo que a su centro histórico se refiere) haya conseguido recuperar parte de la estructura original de sus calles medievales durante el período de reconstrucción. Por ello es fácil encontrar en el centro edificios de post-guerra, de líneas simples y austeras, con algunos edificios anteriores a la guerra dispersos que fueron reconstruidos total o parcialmente debido a su importancia histórica.

Hohenzollernbrücke2

Pues bien, el Hohenzollernbrücke es una de esas reconstrucciones. Este puente fue construido originalmente (1911) con la idea de ser útil tanto para el ferrocarril como para vehículos de carretera y se mantuvo en pie hasta 1945 cuando fue destruido (esta vez por los propios alemanes) para evitar la ocupación de Colonia.  Posteriormente se reconstruyó en un tiempo prácticamente récord, ya que en 1948 ya estaba a pleno rendimiento, eso sí con una nueva configuración, esta vez sólo para trenes y peatones, que es la que podemos ver hoy en día y que a mí me encanta.

Se ha convertido en el puente ferroviario más utilizado en Alemania, con más de 1.200 trenes diarios. Si te acercas a la zona verás que es muy difícil no tomar una foto con algún tren saliendo o entrando de él.

peatones en el puente

A mí me parece precioso, es un puente clásico en el mundo del ferrocarril, pero verlo con tantísimo tránsito en una zona tan espectacular (la Catedral la encontramos a escasos metros) hace que tenga aún más atractivo. El paseo por el puente es muy agradable y os recomiendo cruzarlo andando ya que las vistas desde el otro lado son preciosas (merece la pena subir al mirador de la Torre Köln Triangle, ese edificio celeste de oficinas que se ve en la foto de arriba).

Un pequeño paréntesis, sí, en este puente también se ha puesto de moda lo de los candaditos en la barandilla como prueba de amor… ufff! qué pesaditos con el tema eh? y a mí que lo del candado me suena más a condena… serán interpretaciones mías :)

vistas_catedral

Y venga reconozco que en Colonia disfruté mucho otro “momentazo ferroviario” no he visto una salida más impresionante en mi vida que la del metro de Colonia en la Estación Dom/Hauptbahnhof  y si queréis saber el porqué, os dejo una imagen de lo primero que ves a tu izquierda conforme vas subiendo las escaleras de salida…

catedral

 

Impresionante la Catedral de Colonia y mucho más de la forma en la que te la encuentras, así que ya sabéis, si vais por allí no os perdáis estas dos vistas (además muy cerquita la una de la otra) :)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s