Persol y la Dolce Vita

¡Buenos días! Lunes así que toca analizar algún spot o campaña. El otro día me encontré por casualidad con este precioso spot de Persol. No sé a vosotros pero a mí esta estética tan cinematográfica de la Italia de los años 50-60 me parece preciosa… desde el primer momento no pude evitar pensar en Fellini y en la Dolce Vita y lo entenderéis mejor cuando veáis el spot.

Fotograma del spot de Persol

Una vez más os hablo de publicidad y cine, pero es que es mucho más habitual de lo que pensamos, recordad que éste es ya el tercer o cuarto post en el que os hablo de esta relación. Por si os interesa recordar alguno, aquí os dejo mi favorito, uno de Chanel que tiene muchos guiños parecidos a  éste que vamos a analizar hoy.

En este caso el director de este pequeño corto, porque para mí es más que un spot publicitario,  es Wim Wenders, creo que no me equivoco si lo considero como uno de los mejores representantes del Nuevo Cine Alemán, en la década de los 70, una nueva corriente de directores que en teoría querían realizar un cine más de autor parecido a la  Nouvelle Vague francesa, pero mucho más influenciados por el cine norteamericano de Hollywood.  Os dejo enlace por si queréis conocer más sobre su filmografía porque es además de extensa, muy completa en cuanto a la diversidad de géneros ya que abarca desde documental, cortos o largometrajes. Pero vayamos directamente al spot que os quería mostrar

Como os decía, en esta pieza, hay un referente claro a la Dolce Vita de Fellini y está ya en el título Vai Paparazzo! El personaje de Paparazzo, en el film de Fellini es el amigo fotógrafo de Marcelo, aquí es la acepción que quedó gracias a esa película: fotógrafo de prensa rosa. Por si no sabéis a qué viene el apelativo, Fellini explicó en su día que tenía un compañero de colegio bastante molesto, inquieto y nervioso al que llamaban así porque en su dialecto quería decir “mosquito”, así quedó inmortalizada la figura del paparazzi como fotógrafo molesto.

La ambientación también es muy importante por ello Wim Wenders nos traslada a la Edad de Oro del Cine Italiano, a los estudios Cinecittà, el complejo de estudios de cine y televisión a nueve kilómetros del centro de la ciudad de Roma, en la vía Tuscolana, tan inmortalizados que son un icono en sí mismos y que rápidamente identificamos.

Con respecto a la historia para mí también existe una estrecha relación con la Dolce Vita, la relación triangular entre los personajes, la combinación del mundo del cine, el arte y la celebridad con la naturalidad del día a día de un freelance en Roma, la mezcla de ambientes y personajes. Como en el film de Fellini, el supuesto protagonista pareja de nuestra estrella parece aburrido mientras ella prefiere marcharse con el paparazzo como hacen Marcelo y Sylvia  paseando por los callejones de Roma, culminando con la famosa escena en la que ambos personajes se bañan en las aguas de la Fontana de Trevi. Aquí la imagen final es un doble giro, el protagonista masculino se convierte ahora en testigo principal de la historia, mientras la inmortaliza con la cámara, cerrando con un guiño del director.

No sé qué os parece a vosotros, para mí es un spot precioso aunque sé que muchos me diréis que no sabéis qué se anuncia exactamente, pues son las gafas Cellor, un modelo vintage por lo que todo está muy bien relacionado y si visionais el film más de una vez, como yo, veréis que está presente en todos sus modelos casi en cada plano cobrando un papel más en la historia (atentos a cuándo se las ponen o quitan, porque es importante).

Me encantaría saber qué os ha parecido, así que si podéis, dejadme vuestra opinión :)

 

 

 

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Persol y la Dolce Vita

  1. Chari, una vez mas la bordaste con este shortfilm de Persol, de el me ha encantado el tratamiento de la imagen, la estética que utiliza Wim Wenders en un inequívoco homenaje fellinesco, a las calles romanas, y il dolce fare niente… por cierto Persol es una marca italiana de gafas (una de mis preferidas, sin dudas)

    En cuanto a tu post, MUY bien documentado y referenciado de tu parte, te lo curraste y se nota, son de esos que me aumentan los deseos de leerte.
    No se queda corto el mensaje que deja, la chica que sabe que lo que sucede no es real, y cuando se acaban las luces “della cinema”, la espera su verdadero amore en un paparazzi y se marcha con el… dan ganas que ea historia continúe como en “L’amore in città” pero para eso podemos volver a los clásicos.
    Lo que deja claro Persol es que su producto encaja perfectamente en varios segmentos y estratos sociales, galanes de cine y freelance´s.
    Te aliento a seguir. Me encanta!
    C.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Claudio, la verdad es que me costó poco trabajar sobre él porque me apasiona el cine y los clásicos me enamoran, así que fue como un juego empezar a descubrir referencias y similitudes.
      Lo dicho, muchísimas gracias por tus palabras de aliento, me ayudan a seguir con fuerza :)

      Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Lo que más os ha gustado de 2015 | descalzaydepuntillas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s