Gruyères, un rinconcito de cuento

Hoy os quería llevar a un pueblecito precioso en el cantón de Friburgo, todos lo conoceréis por el queso, seguro que os suena al menos de nombre, pero Gruyères es mucho más y es realmente sorprendente, os lo aseguro :)

300

Como siempre recomiendo en Suiza, lo mejor es ir en tren, olvidarte del coche y disfrutar del magnífico servicio de transporte suizo, además del maravilloso paisaje que veréis desde el tren para llegar allí, tenéis otra razón de peso para optar por este sistema de transporte y es que todo el pueblo es peatonal. Me encanta eso, lo reconozco, y en muchas de las pequeñas y medianas ciudades suizas es frecuente. Nada de acceder en vehículo privado, tienen grandes aparcamientos disuasorios en las proximidades y se accede caminando o en transporte público.

291

La estación más cercana es Montbovon, muy pintoresca, ya sabéis que yo tengo debilidad por el tema ferroviario y no puedo evitar hacer referencias a él en mis viajes (siempre encuentro algo interesante que ver al respecto).  Ya al bajarte de la estación notarás un suave olor a queso y es que parece que toda la zona huele así (reconozco que a mí no me desagrada, lo único malo es que me abre el apetito). Por cierto desde esta aquí podéis hacer uno de los trayectos temáticos “La Gruyère” Fondue – train.

294

El camino desde la estación hacia el pueblo se hace junto a verdes prados llenos de flores (siempre que no sea el crudo invierno, porque entonces estará todo nevado y tendrás pocas ganas de pasear). La verdad es que da gusto hacerlo caminando y como se trata de una loma, poco a poco vas teniendo una perspectiva del lugar, eso sí, hay que prepararse para cuestas, aunque yo ya me he acostumbrado y no me molestan lo más mínimo.

Iphone_Chari 513

La pequeña localidad de Gruyères es tranquila y parece anclada en la edad media, con sus casas de madera, el castillo y sus comercios a pie de calle. Lo curioso es que combina esta estampa tan tradicional con museos como el de HR Giger dedicado a este oscarizado artista y en concreto a sus obras sobre temática alienígena (por si hay algún despistado es el creador de los escenarios de Dune, Alien y Postergeist II entre otros), es un mundo de contrastes que si no os encanta, estoy segura de que no os dejará indiferentes.

296

El castillo merece la pena ser visitado aunque sólo sea por las magníficas vistas que obtendréis, además si lo hacéis con niños, ellos lo conocerán mediante un juego de búsqueda del tesoro que les encantará.

299

298

304

Para comer encontraréis multitud de opciones en el pueblo que os ofrecerán variedades de fondues, raclettes y productos relacionados con el queso, aunque yo sigo pensando que para degustar estos productos es mucho mejor el cantón del Valais. Un consejo, ambas se toman siempre con vino (aquí predominan los blancos) o con infusión, nunca con agua fría porque dificultaréis enormemente la digestión del vino o eso dicen ellos y yo por si acaso les hago caso y lo suelo acompañar de un Petite Arvine o un Gewurztraminer :)

307 309 311

De regreso a la estación de tren y durante su trayecto de vuelta hacia Montreux encontraréis las típicas imágenes que veíamos en Heidi, creo que en parte por eso Gruyères me resulta “entrañable” :)

Anuncios

2 comentarios en “Gruyères, un rinconcito de cuento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s