De Zúrich a Motril, contrastes que necesitan cámara de descompresión 

Muy buen viernes :) como habréis notado, estas dos últimas semanas he tenido un poco abandonado el blog, pero es que necesitaba vacaciones. Esto ya se acaba y además la cita de balance semanal nunca falla, Aunque sea algo más tarde, así que como cada viernes repasamos la última semana y ponemos en la balanza lo bueno y lo malo para ver qué pesa más.

  
Sigue leyendo

Anuncios

Combustión

¡Muy buenas! estamos a viernes así que ya sabéis lo que toca, aún estáis a tiempo de huir :) Esta semana ha estado marcada por mi estado cada vez más próximo a la combustión (espontánea o no) por las altas temperaturas que estamos alcanzando y por el hecho de que me están enfadando mucho, ya habéis podido verlo en mi post de esta semana. He tenido serias dudas sobre cómo titular el post de balance de hoy, porque me daba mal rollo que todo lo que trataba de combinar con calor eran títulos demasiados “sugerentes” y no me mola nada esa estrategia tan de moda de buscar el click fácil aunque el contenido no tenga nada que ver o las visitas no sean tu público objetivo. Pero bueno, que me voy por las ramas, voy a detallaros algo más de cómo me ha ido esta semana :)

IMG_2744

Sigue leyendo

Recorriendo nuevos caminos

Ya estamos a viernes otra vez y toca hacer balance. Como sabéis me gusta evaluar la semana una vez pasada, porque así tomo mejor perspectiva, con la distancia se ven mejor ciertas cosas y eso me ayuda a realizar una evaluación más objetiva, si lo hiciera la misma semana seguro que ponderaba mucho más lo sucedido en los últimos días y en la semana pasada hubo mucho bueno que se vio empañado por el último día, así que no quiero centrarme en eso, sino en todo lo bueno.

caminos

 

Empezaré por lo bueno, que esta semana ha habido mucho. Me he propuesto no pararme en el camino, seguir adelante paso a paso y recorrer ese sendero que yo quiero trazar para mí. Sé que puedo y voy a hacerlo, no me interesa nada oír a esas personas que me encontraré en el camino diciéndome que no podré o que no me creen capaz, aquí va mi mensaje para ellas: no te esfuerces en desmentirme, yo sí sé que puedo. Tengo muchos defectos muchas virtudes, y una de ellas es que soy bastante “cabezota” así que ya está todo dicho. Tengo el propósito, las aptitudes y las ganas.

Otra cosa muy buena de esta semana es que estoy aprendiendo mucho, ya sabéis que soy curiosa y cada vez que aterrizo en un tema empiezo a leer y leer sobre él, pues ahora estoy en una de esas fases en las que descubrir es una prioridad (y por si os preguntáis qué temas que me interesan, la respuesta es fácil: todos).

Por último esta semana también he podido ver y comer con alguien muy especial, una persona con quien hace tiempo que no compartíamos mesa y mantel Celia y yo. Gracias por hacernos un hueco y por seguir ahí pese a la distancia. La próxima en Sevilla y sin tantas prisas.

La semana, por el resto de cuestiones, ha tenido mucho de ni fú ni fá, centrarme en dejar listas cosas y preparar logística y plan de vacaciones. Se empiezan a ajustar los cambios en la organización y hay muchos nervios, será que soy rara, pero para mí estas circunstancias son precisamente los mejores momentos para mantener la calma y tan solo dar lo mejor de ti, ser profesional y estar seguro de lo que se tiene entre manos. Es mi modo de ver las cosas y de trabajar :)

Lo peor de la semana, dejar que terceros afecten mi vida, eso es lo que rechazo y voy a impedir que vuelva a pasar, ya sea por el motivo que sea. No poder disfrutar de un fin de semana de descanso y evasión en la playa (esos fines de semana que son los que de verdad me hacen reponer fuerzas) es algo que no voy a consentir que suceda.

Pues bueno, aquí tenéis mi resumen de la semana. Seguro que la próxima semana os cuento muchas más cosas :)